DRAISIANA

El afán del hombre por trasladarse de un lugar a otro con mayor rapidez y menor esfuerzo es muy antiguo. Cuando el alemán Charles Von Drais (1785-1851) inventó la bicicleta convirtió en realidad los sueños e ilusiones de muchas generaciones: andar sobre ruedas. La draisiana (llamada así en honor a Von Drais) no tenía mecanismo de propulsión propio. Es el jinete quien la impulsa apoyando los pies en el suelo. El modelo original se encuentra en el museo Deutsches de Munich (Alemania).

(Cliquear sobre la foto para ver detalles)

Replica 1817, Realizada en madera de olmo.

ATRÁS
www.000webhost.com